Una recomendación importante para los padres de familia es que, en cuanto a los libros, cuentos, fábulas o poemas, éstos siempre deberán estar presentes en el día a día de los niños, del mismo modo que sus juguetes.

Por esta razón debemos encontrar un lugar para compartir con ellos este momento.

Hemos hablado de los beneficios que presenta la lectura para los niños, tengamos en cuenta que lograremos:

  • Aumentar su habilidad de escuchar
  • Desarrollar su sentido crítico
  • Aumentar la variedad de experiencias
  • Crearemos alternativas de diversión y placer para él

Todo esto sucederá si nuestros hijos ven que el hábito de lectura está presente también en sus padres, por lo tanto, dedicarle un tiempo y a la lectura que nadie interrumpa será una pauta educativa muy importante que los niños valorarán con el tiempo.

Por esto les recomendamos:

  • Encontrar un tiempo específico para la lectura que nadie interrumpa.
  • La presencia del adulto es imprescindible: él pone la voz y los matices a la historia que contiene el cuento. 
  • El lugar donde leamos debe ser un lugar en el que el niño se sienta cómodo y seguro.
  • Cuando el niño no sabe aún leer, dejemos que describa las imágenes y si la historia ya es conocida, ayudémoslos a recordar qué sucede después.
  • Es importante que los adultos no interpreten o den un significado directo del cuento al niño ya que le quitamos la oportunidad de sentir que él, sin ayuda alguna, se ha enfrentado satisfactoriamente a una situación (escuchando y reflexionando sobre la historia).
  • Es recomendable que exista un diálogo con nuestros hijos acerca del libro, que nos cuente qué sintió respecto de la historia, ¿cuál fue su parte favorita?, ¿cuál fue su personaje favorito?, ¿le hubiera gustado que terminara de otra manera?

No desestimemos la oportunidad de tiempo que tendremos para conversar con ellos durante el momento de lectura; aunque nos sintamos cansados, tratemos de encontrar un lugar y un momento para leer junto a ellos, alguna vez lo haremos sentados a mitad de la habitación, no importa, lo importante es ir construyendo cada momento.