Este libro infantil escrito por Jean Reagan e ilustrado por Lee Wildish, nos trae una propuesta divertida para la época de Halloween.

Los fantasmas no asustan a los niños, ¡es al revés! Los pequeños lectores podrán disfrutar del terror de Halloween sin tener un momento de miedo.

¿Cómo sucede esto?

Primero nos invita a preguntarnos ¿Qué les gusta a los espectros?, ¿cómo podríamos invitarlos a nuestra fiesta?, ¿querrán acompañar a los niños a pedir caramelos por las casas de los vencindarios?

En la historia, los protagonistas son un niño, una niña que nos mostrarán las claves de cómo podemos asustar a un fantasma, el tercer protagonista.

Para asustarlo, primero deben atraerlo, así que desde la visión de un niño conoceremos cuáles son los trucos: esconder espantapájaros en el jardín, enredar muchos hilos en el garage de la casa, tallar terroríficas calabazas, jugar a morder la manzana.

Lo que realmente funciona es hacer ruidos espeluznantes de bruja, búho, incluso fantasmas. Así que, cuando el fantasma aparece los niños deben confirmar que es real para empezar a asustarlo.

¿Cómo crees que conseguirán asustar los niños al fantasma? ¿con caras terroríficas? o ¿proyectando la sombra de un monstruo gigante?

Descubrirás que los fantasmas pueden ser nuestros amigos, podemos jugar con ellos y disfrutar de la magnífica noche de Halloween.

Como todos los años, tendremos nuestro cuenta cuentos especial de Halloween, te invitamos a estar pendientes de nuestras redes sociales para acompañarnos a uno de los eventos que más disfrutamos durante el año.

¡No te lo puedes perder!